Puesta en marcha de la prescripción por principio activo 18/11/11

Cierta indefinición de la ley y falta de toma de medidas estructurales serían algunas de las conclusiones que en nuestra opinión merece la puesta en marcha del RDL 9/2011.

Sin duda, tendrá un efecto inmediato en cuanto que permitirá ahorrar costes a la administración, pero para Kern Pharma sería necesario tomar medidas que en primer lugar favorezcan el aumento del consumo de genérico por una parte, impongan coherencia en la aplicación de la ley en todas las comunidades autónomas, y finalmente se dirijan a una reestructuración  general del sistema de SNS para garantizar que cuenta con el presupuesto adecuado.

En primer lugar, siempre hemos apostado por un mayor apoyo al consumo de genérico, que en España todavía dista de encontrarse en una posición como la de otros países de la UE con un desarrollo mayor.

Se trata de educar y concienciar a los médicos y pacientes en la equivalencia en seguridad y confianza en el principio activo. Las campañas lanzadas hasta ahora se muestran insuficientes y confunden al ciudadano. El genérico tiene un papel fundamental que ha permitido y permite moderar los precios y por tanto garantizar la sostenibilidad del sistema de salud.

En nuestro país sí contamos con el apoyo del boticario, que hace mucho tiempo que confía y recomienda el genérico y que es clave en la relación con el paciente y de los médicos, en gran medida. Desde Aeseg, se ha realizado una gran labor en este sentido.

En segundo lugar, estamos viendo que no en todas las comunidades se está interpretando igual la norma, se están siguiendo normativas diferentes y contradictorias que nos impiden hacer políticas coherentes en todo el territorio. Incluso vemos que no se cumple la legislación. La Ley dice que la prescripción ha de ser por principio activo (PPA) y que solo en determinados casos habrá excepciones. Parece que en algunos sitios se utiliza la excepción como norma, cosa que no es posible.

Finalmente, es fundamental la toma de medidas que garanticen la sostenibilidad de la prestación sanitaria. No podemos tomar medidas puntuales y cortoplacistas. Son muchos los puntos a tratar.

¿Cómo se va actuar ante el envejecimiento de la población, ante el aumento de crónicos al desarrollar nuevos medicamentos que por suerte, reducen la mortalidad en muchas enfermedades…?

Necesitamos una política de largo plazo para garantizar un sistema de SNS que cuente con los ingresos suficientes, lo podemos pagar entre todos, pero es necesario un planteamiento más estratégico.

Sería conveniente también que los ahorros generados por los recortes se reinvirtiesen en sanidad, esto generará ahorros y mejoras futuras.

Josep Mª Piqueras
Director General Kern Pharma