Candidiasis vaginal, una infección frecuente en verano

Candidiasis vaginal

Con la llegada del verano, las vacaciones y los cambios de hábitos, algunas infecciones pueden “hacer su agosto”. Por ejemplo, el calor y el uso de trajes de baño crean circunstancias muy favorables para la candidiasis vaginal.

Según la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC), entre una cuarta parte y la mitad de las mujeres españolas han tenido al menos un episodio de candidiasis vaginal, de modo que se trata de un problema muy común. A continuación, te explicamos por qué se produce esta infección y cómo podemos prevenirla también en esta época del año.

¿Qué es la candidiasis vaginal?

La candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica es una infección en el área genital causada por un hongo llamado Candida albicans (cándida).

La cándida puede formar parte de la flora vaginal normal de muchas mujeres. Sin embargo, en ocasiones, su crecimiento se descontrola y produce un desequilibrio que causa inflamación y otros síntomas relacionados. Esto puede deberse a cambios en las condiciones de la mucosa vaginal, como cambios en el pH, temperatura, humedad, cambios hormonales o desequilibrios en la flora vaginal normal.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más frecuentes de esta infección son: picazón intensa en la vulva y/o la vagina, ardor, enrojecimiento e inflamación de la vagina y la vulva; dolor al orinar y/o durante las relaciones sexuales y flujo espeso y de color blanco, similar al requesón.

Algunas mujeres solo tienen uno o algunos de estos síntomas con una intensidad de muy leve a severa, por lo que se recomienda que ante cualquier indicio de infección, se consulte con un médico especialista.

¿Cuándo es más frecuente que aparezca la candidiasis?

Cualquier mujer puede padecer una candidiasis vaginal a lo largo de su vida.

Sin embargo, algunas condiciones pueden aumentar el riesgo a sufrir la infección:

  • El embarazo, ya que los cambios hormonales normales que se producen pueden alterar el pH de la vagina, y además el sistema inmunitario puede estar debilitado.
  • Duramente la menopausia, ya que la disminución de estrógenos provoca cambios en el pH y en la composición de la flora vaginal.
  • La medicación con anticonceptivos hormonales de dosis altas de estrógenos.
  • La medicación con antibióticos o corticoesteroides, que pueden afectar al equilibrio natural de la flora vaginal.
  • Una higiene excesiva o inadecuada que agreda a la flora vaginal saludable.
  • La diabetes no controlada, pues los niveles de azúcar en sangre pueden favorecer la aparición de candidiasis.
  • Cuando el sistema inmunológico está debilitado, por ejemplo, tras una enfermedad o si existe una inmunodeficiencia crónica, como VIH.

Prevención y tratamiento de la candidiasis vaginal

La prevención tiene una gran importancia, porque en muchas ocasiones puede evitar la aparición de la candidiasis vaginal cambiando algunos hábitos. Algunos consejos para prevenirla son:

  1. Utiliza una higiene adecuada para la zona íntima: evitar jabones agresivos o no adaptados, perfumes y duchas vaginales. Un gel íntimo adecuado cuidará la barrera protectora natural de la flora vaginal.
  2. Quítate tan pronto como puedas la ropa de baño o de deporte húmeda. La humedad y el calor, aunque sea solo durante un rato, puede favorecer la proliferación de la cándida.
  3. No utilices ropa interior sintética que no permita la transpiración, sobre todo en verano. Evita también la ropa excesivamente ajustada. La ropa interior de algodón es la más adecuada para el bienestar íntimo.
  4. No utilices aerosoles, fragancias o desodorantes en la zona genital

El tratamiento de la candidiasis se basa en antifúngicos de administración oral (pastillas) o vaginal (óvulos o cremas). También pueden utilizarse antisépticos de amplio espectro por vía vaginal, en forma de solución u óvulos. Habitualmente, los síntomas mejoran después de una semana de tratamiento.

Una vez haya desaparecido la infección, el uso de probióticos vaginales puede ser de utilidad para restaurar la flora vaginal alterada y para evitar la reaparición de las infecciones.

¿Solo las mujeres pueden padecer candidiasis?

Los hombres pueden padecer síntomas leves de infección por cándida en el pene, sobre todo si su pareja femenina tiene o ha tenido candidiasis previamente. Por esta razón, cuando una mujer padece candidiasis vaginal a menudo los médicos recomiendan que se trate también su pareja para evitar reinfecciones.

La candidiasis vaginal es una enfermedad que afecta a muchas mujeres. No dejes que esta infección arruine tus vacaciones y toma las medidas adecuadas para proteger tu bienestar.

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.