Hipertensión arterial: el enemigo invisible

17/05/2017

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase «tengo la tensión alta»? Seguro que muchísimas, pero... 

¿Qué significa exactamente "tener la tensión alta"?

La tensión arterial es la presión que la sangre ejerce sobre las paredes de los vasos sanguíneos. Es necesario que la sangre tenga una presión mínima para que llegue a todos los puntos del organismo, pero si supera ciertos valores puede producir problemas en el paso de nutrientes y oxígeno de la sangre a los tejidos, además de daños sobre el propio sistema circulatorio. Los valores de presión arterial vienen definidos por la fuerza con la que el corazón bombea la sangre y por la elasticidad de los vasos sanguíneos.

La tensión arterial se indica siempre con dos cifras:

  • Presión Arterial Sistólica (PAS): es la presión máxima que se produce justo en el momento en que el corazón se contrae para expulsar la sangre (sístole).
  • Presión Arterial Diastólica (PAD): es la presión mínima medida en el momento en que el corazón está relajado (diástole).

En la práctica, se considera que un adulto tiene la tensión alta cuando los valores son iguales o mayores a 140/90 mmHg (milímetros de mercurio). Hablamos de hipertensión arterial cuando estos valores se mantienen en el tiempo.

¿Cómo se diagnostica y qué síntomas presenta?

El principal problema de la hipertensión es que, con frecuencia, no presenta ningún tipo de síntoma y, cuando aparece, el daño ya está hecho. Por eso, para detectarla hay que realizar controles periódicos a cualquier edad, pero sobre todo en mayores de 40 años, personas con predisposición familiar, con presencia previa de enfermedades cardiovasculares o embarazo y en tratamientos con ciertos medicamentos, como por ejemplo los anticonceptivos.

Si eres hipertenso y tienes que medirte la tensión en casa, te damos las siguientes recomendaciones:

  1. Como norma general, al menos una hora antes de tomarte la presión no debes fumar, tomar café u otras bebidas con cafeína o alcohol. Tampoco es recomendable ingerir comidas copiosas ni hacer deporte durante ese tiempo.
  2. Hazlo cuando estés tranquilo, sin prisas y sin dolores fuertes.
  3. Elige un lugar tranquilo y cómodo. Siéntate en una silla con respaldo sobre la que reposar la espalda y descansa 5 minutos antes. Los pies deben tocar el suelo.
  4. Usa siempre el mismo brazo y no cruces las piernas ni hables durante la medición.
  5. Aprende a usar bien el tensiómetro consultando a un profesional sanitario.
  6. Sigue las indicaciones de tu médico en cuanto al número de mediciones.

 

hipertension

 

¿Qué me puede pasar si tengo hipertensión arterial?

La hipertensión afecta directamente al sistema cardiovascular, pero también puede hacerlo a otros órganos del cuerpo humano como:

  • El corazón, ya que se ve obligado a aumentar de tamaño para “poner” la misma cantidad de sangre en circulación. Como consecuencia, puede llegar a producirse insuficiencia cardiaca, angina de pecho y arritmias.
  • Los riñones: puede provocar insuficiencia renal.
  • Los ojos, ya que la retina es extremadamente sensible a los aumentos de tensión.
  • El cerebro: es uno de los factores más importantes en la aparición de ictus por daño en las arterias, bien porque estas se cierren impidiendo el riego sanguíneo o bien porque se rompan y provoquen una hemorragia.

¿Cómo se trata la hipertensión?

Hay dos formas de tratar la hipertensión arterial:

1.  Hábitos cardiosaludables

  • No fumes. El tabaco aumenta la presión arterial y la frecuencia cardiaca, además de producir muchos otros efectos perjudiciales.
  • Modera el consumo de alcohol.
  • El sobrepeso es un factor de riesgo importante, además de afectar a la salud general y a la calidad de vida.
  • Reduce la sal al mínimo. La Organización Mundial del a Salud recomienda consumir menos de 5 gramos al día, un poco menos que una cuchara de té.
  • Lleva una dieta cardiosaludable: aumenta la ingesta de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos y pescado azul. Cuidado con las grasas saturadas provenientes de la carne y la bollería. Es recomendable usar aceite de oliva.
  • Realiza ejercicio físico moderado de manera regular, sin llevar el cuerpo al límite, pero disfrutando del deporte. Elige siempre el más adecuado para tu edad.

2.  Tratamiento farmacológico

Los medicamentos para la presión arterial funcionan de diferentes maneras para detener o retardar algunas de las funciones del cuerpo que causan la presión arterial alta. Por eso, hay multitud de tratamientos, como los diuréticos y otras clases de antihipertensivos. En el vademécum de Kern Pharma disponemos de varios productos para tratar la hipertensión. Recuerda que será tu médico quien elegirá el más seguro y eficaz para ti.

Seas hipertenso o no, es muy recomendable que sigas los consejos cardiosaludables y no olvides vigilar periódicamente tu tensión arterial ;)