Heridas y golpes en los niños: ¿cómo actuar?

Los niños corren, se caen, se golpean, se levantan, se vuelven a caer… no paran nunca. Los golpes, las heridas y los pequeños cortes están a la orden del día, sobre todo en verano, cuando hay más tiempo para jugar al aire libre. Es imposible evitar que nuestros hijos se lastimen mientras corretean, pero lo que sí puedes hacer es aprender a resolver lesiones y heridas leves, minimizar los riesgos y saber cuándo es necesario acudir a un médico.