¿Qué tipos de tos hay y cómo los tratamos?

04/02/2021

Tener tos es habitual para muchas personas, especialmente en invierno cuando afloran más resfriados e infecciones respiratorias que pueden provocarla. También está especialmente de actualidad a causa del coronavirus, que tiene la tos seca como uno de sus síntomas.

Toser es, en realidad, un mecanismo de defensa de nuestro organismo, que busca mantener limpias la tráquea y los bronquios, eliminando la “suciedad” mediante maniobras de expulsión.

Es importante saber que existen distintos tipos de tos y que hay que saber diferenciarlos para poder tratar cada caso adecuadamente, siempre que sea necesario.

Tos seca o tos improductiva

La tos seca no produce expectoración, es decir, no elimina mucosidad. Es muy molesta ya que puede producir una sensación de picazón constante en la garganta. La tos improductiva suele estar causada por infecciones víricas o alergias que producen irritación y, ahora también, puede deberse a la Covid-19.

Al no tener que eliminar mucosidad, generalmente el objetivo es buscar un tratamiento para suprimir la tos seca.

Tos productiva

Como su nombre indica, la tos productiva viene acompañada de mucosidad y expectoración, aunque la expulsión no siempre se produce con la misma facilidad y hay casos en los que se alarga más. Este tipo de tos suele ser la más fácil de identificar y tiende a desaparecer una vez se han eliminado las flemas.

La mayoría de las veces la tos productiva se trata con expectorantes y/o mucolíticos para facilitar la expulsión. En cualquier caso, será necesario beber mucho líquido, pues siempre facilita la expectoración.

Otros tipos de tos

Existen otros tipos de tos menos frecuentes pero que pueden resultar igual de molestos.

  • Tos crónica: se considera crónica la tos que se alarga más allá de 3 semanas. Tiende a cronificarse por la irritación que la misma produce en la laringe y la tráquea.
  • Tos psicosomática: se trata de esa tos que no tiene un origen vírico y que se da por nerviosismo o tics.

Si sufres de cualquiera de estos tipos de tos, deberás consultar con tu farmacéutico de confianza para que te recomiende el mejor tratamiento para tu caso. Si la tos persistiera, será necesario consultar con un médico.