Las estatinas y su relación con el colesterol y las enfermedades cardiovasculares

31/01/2019
Estatinas, colesterol y enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares representan la causa más frecuente de mortalidad en España y la hipercolesterolemia es uno de los factores de riesgo más importantes presente en los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. Es por ello que los médicos recomiendan mantener los niveles de colesterol controlados, ya que es una de las medidas más eficaces para alejar el riesgo cardiovascular.

Ante todo es importante saber que el organismo necesita colesterol para su correcto funcionamiento. Esta grasa, está presente en las células del cuerpo y sirve como base para producir hormonas, vitamina D y ácidos biliares (sustancias que ayudan a digerir los alimentos). El cuerpo es capaz de generar todo el colesterol que necesita, pero además también lo toma de algunos alimentos de origen animal, como la yema de huevo, la carne o el queso.

Cuando los niveles de colesterol en la sangre son elevados, pueden desarrollarse placas que se adhieren a las paredes de los vasos sanguíneos, dificultando el libre y fluido tránsito de la sangre por ellos. Todo ello además puede favorecer la aparición de coágulos que bloquean estas vías. Esta acumulación se llama ateroesclerosis y sus consecuencias pueden ser desde una angina de pecho hasta un ataque cardíaco (infarto) o un accidente cerebrovascular.

¿Cómo actúan las estatinas?

Las estatinas actúan bloqueando una sustancia que el hígado necesita para producir colesterol, haciendo que disminuya su cantidad en sangre. Las estatinas también tienen efectos extra-lipídicos, es decir, que no están relacionados con el colesterol sino con otros factores como la oxigenación de los tejidos o la prevención de formación de coágulos en las arterias, que se relacionan con su eficacia en la prevención de eventos cardiovasculares en pacientes con factores de riesgo, aunque no tengan el colesterol elevado. Normalmente se recetan cuando la dieta recomendada, la práctica de ejercicio o el abandono de los cigarrillos no son suficientes para controlar la enfermedad.

Factores de riesgo que favorecen la presencia de colesterol:

Niveles normales de colesterol:

Niveles de colesterol. Colesterol "bueno" o "malo"

Esta recomendación no significa que la cifra normal de LDL deba rondar los 100 mg/dl. En algunos casos, el nivel deseable de LDL puede ser incluso menor de 70 mg/dl.

Más información sobre los tipos de colesterol (“bueno”o “malo) y cómo mantenerlo a raya.

Lo que hay que saber sobre las estatinas

Las estatinas genéricas existentes en el mercado son: atorvastatina, fluvastatina, lovastatina, pravastatina, rosuvastatina y simvastatina. Kern Pharma las comercializa todas para que el médico pueda recetar la más adecuada según las necesidades de cada caso.

Las estatinas han mostrado sobradamente su eficacia en multitud de estudios a la hora de prevenir los ataques al corazón y otros problemas cardíacos en personas que ya los habían sufrido anteriormente, o que tenían un elevado riesgo de padecerlos. En 2016 una revisión publicada en la prestigiosa revista científica “The Lancet” estimaba que las estatinas evitaban alrededor de 80.000 infartos e ictus cada año. Se ha demostrado que el tratamiento con estatinas reduce el riesgo de enfermedad vascular durante cada año en que se sigue tomando, por lo que el beneficio es mayor con un tratamiento más prolongado y estos beneficios persisten a largo plazo.

Aunque en ocasiones hay pacientes tratados con estatinas que pueden sentir dolor muscular, cansancio o debilidad, lo cierto es que la mayoría de los estudios disponibles hablan de que el dolor que sienten quienes toman estos medicamentos es el mismo que notan aquellos que han tomado placebo.

Aunque estos problemas son poco frecuentes, debes consultar con tu médico si te sientes fatigado, débil, no tienes apetito, tienes dolor abdominal o aspecto amarillento.