Propósitos de salud para el nuevo año

28/12/2017

Con el final de año, llega el momento de repasar cómo nos ha ido y de hacer la lista de propósitos para el próximo año. Esto incluye revisar nuestro estilo de vida y trazar un plan para adoptar hábitos saludables. Aquí te sugerimos 5 propósitos para añadir a tu lista y que el año que entra se convierta en tu año más sano ;-)

  • Cuida tu alimentación

La alimentación es importante, no solo por vernos bien y prevenir la obesidad, sino porque influye en muchas patologías, como la diabetes, el colesterol, o las enfermedades cardiovasculares. Acostumbrarnos a comer sano no es difícil y, si le echamos un poco de imaginación, conseguiremos unos platos sabrosos y equilibrados. En este post de nuestro blog, os damos algunas recomendaciones.

En términos generales, se recomienda comer al menos cinco piezas o porciones diarias de frutas y verduras. Para ello, además de incluir verdura en todas las comidas, puedes llevártela cruda entre horas, para picar. Por ejemplo, puedes probar a llevarte a la oficina un tupper de zanahoria y pepino.

Es necesario disminuir las grasas, sobre todo las saturadas. Para hacerlo, hay que evitar comer quesos grasos (cuanto más curados más ligeros), tomar lácteos desnatados, quitar la grasa visible de la carne antes de cocinarla, cocinar al horno o al vapor en vez de freír, y evitar las salsas y la bollería industrial. Hay que recordar que algunas grasas son buenas, como las que tienen las nueces o el salmón.

También debemos reducir la cantidad de sal. Además de cocinar sin sal, un buen truco es quitar el salero de la mesa. También se consigue evitando los alimentos procesados y eligiendo alimentos bajos en sodio. Se puede dar sabor a las comidas con especias y limón.

El azúcar tampoco nos beneficia, así que siempre que podamos hay que evitarlo o buscar sustitutos naturales.

  • Practica más deporte 

El ejercicio físico regular ayuda a prevenir enfermedades y proporciona bienestar, tanto físico como mental. Además, el deporte libera estrés, ayuda a mantener el peso y a dormir mejor.

La Organización Mundial de la Salud recomienda practicar, como mínimo, 2 horas y media de ejercicio de intensidad moderada a la semana En todo caso, cualquier tipo de actividad es mejor que no hacer nada. Si no te ves capacitado para salir a correr o no puedes ir al gimnasio, ¡echa a andar! Es una de las actividades más completas que hay. Verás cómo engancha ;-)

  • Si fumas, deja de hacerlo.

Aunque te parezca impensable: sí, sí puedes hacerlo. Sí, sí tienes fuerza de voluntad. Miles de personas lo han conseguido, así que, ¡tú también puedes!

Planéalo bien, conciénciate y fija una fecha, informa a tus familiares y amigos de que vas a dejarlo, y tira todo el tabaco y los ceniceros a la basura. Para evitar tentaciones, llena la nevera de fruta y verdura fresca y vacía los armarios de bollos y dulces.

Sigue estos consejos para dejar de fumar y, si aun así te ves incapaz, pregunta a tu médico por algún programa para dejarlo. La fuerza de voluntad es clave, pero existen medicamentos y sustitutos de la nicotina, que aumentan las probabilidades de éxito. 

  • Mímate

El día a día es tan ajetreado que cada vez sacamos menos tiempo para cuidarnos. Vamos corriendo a todas partes, tratando de cumplir nuestros compromisos con el trabajo, con los niños, con la casa... El estrés nos come.

Un magnífico propósito para el nuevo año es sacar un rato cada día para mimarnos y, así, reducir el estrés y cuidar nuestra salud mental. Podemos emplearlo en hacer deporte, yoga, pasear, cocinar, hacer un puzle o manualidades... Cualquier actividad que nos relaje y nos guste sirve.

No es necesario que sea un rato muy largo, pero sí tiene que ser «sagrado». Verás como ese tiempo hace milagros en tu salud emocional y te carga las pilas para el resto del día.

  • Hazte revisiones de salud periódicas

Además de seguir los anteriores propósitos, es recomendable hacerse un chequeo médico general cada año. Te harán análisis de sangre, de orina, te tomarán la tensión,… El médico determinará los exámenes adecuados a tu edad y a tu estado de salud.

En el caso de la salud de la mujer, es recomendable hacerse un control ginecológico anual, que incluye exploración, citología y ecografías. Además, a partir de los 40, tanto en hombres como en mujeres, hay una serie de recomendaciones que recordamos en este post de nuestro blog.

Puedes empezar el año poniendo fecha a tu próxima revisión ;-)

¿Y cómo logro mis propósitos?

Para alcanzar tus metas este nuevo año, es fundamental que seas realistaPrioriza las más importantes para ti y las que de verdad estás dispuesto a cumplir. Acometer todos los cambios a la vez puede ser difícil. Por ejemplo, es mala idea dejar de fumar y a la vez hacer una dieta para perder peso.

Una vez que tengas claros tus propósitos, elabora un plan para conseguirlos: ¿cuándo vas a empezar? ¿Qué acciones concretas vas a llevar a cabo?

Ya sabes que, en temas de salud, tienes un equipo de profesionales muy cerca: médicos, enfermeros, farmacéuticos...  Pueden ayudarte a lograr tus metas y convertirte en una persona más saludable. ¡Suerte y feliz año!